Técnicas de Estudio

Handsome male student in a libraryEstudiar puede llegar a ser una tarea bastante compleja para ciertos estudiantes. En efecto, hay que organizar y planificar el tiempo de estudio, ser capaz de resumir la materia a aprender, no sólo hay que memorizar sino también hay que comprender.

 

Cuando hay una dificultad a la hora de estudiar, independientemente de la edad del alumno y de la asignatura que se trate, es importante actuar a tiempo y aportar soluciones que le permitan no sólo aprobar sino asimilar todos los conocimientos que debe aprender para poder avanzar en su recorrido escolar.

 

Una buena técnica de estudio implica antetodo una correcta gestión del tiempo; se le enseña al estudiante a organizarse y a planificar sus horas de estudio, a compaginarlas con sus demás actividades y a aprovechar dichas horas al máximo. Resumir, hacer esquemas, aprender a organizar la memoria… son tareas que a veces pueden provocar ansiedad en el estudiante, lo que le lleva desconcentrarse y altera su facultad de estudiar y asimilar conocimientos. Otro elemento indispensable, frente a términos o conceptos que no se entienden, es recurrir a todos aquellos medios que permitan comprender lo que se está estudiando, como por ejemplo, los diccionarios, enciclopedias, libros, internet… etc.

 

La logopedia interviene sobretodo cuando hay problemas de atención y de concentración, cuando surge ansiedad o cuando el alumno arrastra un importante retraso escolar. Estas sesiones se distinguen de las clases particulares porque además de aprender una técnica de estudio personalizada y adaptada al alumno según sus capacidades, esta técnica se podrá aplicar a todas las materias.

 

Véase también:

Apoyo Escolar

Técnicas de Estudio a domicilio

Integración Línguística (niños y adultos)